<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d10431187\x26blogName\x3dduke+log\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLACK\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://dukintosh.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_419\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://dukintosh.blogspot.com/\x26vt\x3d-1557817554434752588', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>
Google  
Web    Images    GroupsNew!    News    Froogle    more »
  Advanced Search
  Preferences    
 Web Results 1 - 10 for duke log[definition].  
 
    
« Home

Posts

SVG's, GeoJSON, html5, google maps api, js et al.
Bookmarks
Spit
shed
digital signage
c4droid
now and then
androiding 3
tl;dr?
Pelos
 
     Archives
enero 2005
febrero 2005
marzo 2005
abril 2005
junio 2005
julio 2005
agosto 2005
septiembre 2005
octubre 2005
noviembre 2005
diciembre 2005
enero 2006
febrero 2006
marzo 2006
abril 2006
mayo 2006
junio 2006
septiembre 2008
octubre 2008
noviembre 2008
enero 2009
febrero 2009
mayo 2009
junio 2009
septiembre 2009
octubre 2009
noviembre 2009
enero 2010
febrero 2010
marzo 2010
abril 2010
mayo 2010
julio 2010
agosto 2010
septiembre 2010
febrero 2011
julio 2011
septiembre 2011
noviembre 2011
enero 2012
febrero 2012
marzo 2012
abril 2012
mayo 2012
junio 2012
septiembre 2012
marzo 2013
abril 2013
agosto 2016
 
     Links
side A
Sinfest
Wikipedia
All is done

grinding

*-*-*-*-*

El olor del café matinal hacía poco para aminorar la tensión que se sentía en la sala de juntas. Cada semana era lo mismo, pero esta semana era peor, porque había corrido el rumor de que se iba a dar anuncio sobre unos cursos en horas extras pagadas a todos los niveles de administración. A pesar de ya llevar casi cuatro años en la compañía, el ingeniero eliuth nunca había tenido la necesidad de entrar en contacto con el señor takeda, irónicamente siendo este último el jefe de la división. Lo cual era de esperarse, siendo Don Eliuth mexicano de pies a cabeza. No era nada en contra de los mexicanos, sino la necesidad de romper con décadas de un paradígma férreo, en pos de modernizar una de las últimas compañías paraestatales que quedaran usando el viejo modelo administrativo de cuando terminaba la segunda guerra. El ingeniero eliuth quedó encargado entonces no solo de cambiar nuestros archivos en papel a las computadoras, sino de también actualizar al tiempo actual a un soldado atrapado en los laberintos mentales de la postguerra. Cuando don Eliuth García aceptó la beca, el contrato por el estudio de maestría no estipulaba esto, pero aceptó la segunda carga con gusto. Dió al jefe takeda el tiempo necesario, saludándolo nada mas en la mente y mucho tiempo después quizá si tuvo que detenerse y estrechar su mano. Ese día fue notorio como una vena en la frente del jefe takeda saltó como para contenerse a si mismo. Hoy finalmente el ingeniero presentaba resultados, después de haber terminado de hacer pruebas y actualizaciónes al sistema que el hubiera terminado hace un año. Explicó brevemente el proceso de diseño, los costos y el tiempo involucrado en la implementación, así como también los posibles cursos de expansión del sistema, una vez que se produjeran gracias a él los recursos necesarios. Explicó también como dentro de pronto se tendrían que establecer horarios para seguir un programa de entrenamiento.

- Señor García, espero que comprenda usted que como ejecutivos de esta empresa, quizá no dispongamos del tiempo para asistir a su "entrenamiento", no es como si no supieramos usar una computadora.
- En ningún momento pongo eso en duda, señor takeda. -- replico el ingeniero -- pero le recuerdo que el diseño de este sistema es un proyecto activo que implíca a la persona que lo va a usar finalmente. Realizando el entrenamiento, podemos realizar algunos ajustes de modo que...
- A mi nadie me va a ajustar jovencito, no pretendas que cambiémos de cultura de un día para otro solo porque tus "mexicanadas" funcionan.

El ingenerio se veía traicionado. Respiró profundamente, y solto el aire poco a poco, como desinflándose. Yo continué tomando nota.

- Señor takeda, le agradezco que valore de esa manera mi trabajo, pero quisiera poner dos cosas en claro. Los ajustes se hacen al sistema, no a usted, el usuario. Esto nos ayuda, y es como hacerle un traje a la medida. La segunda es que le agradecería que dejara de mirarme como a un extranjero.
- No podría hacerlo de otra manera, señor garcia...
- Y lo comprendo perfectamente señor takeda, entiendo que como extranjero resalto y me veo raro, comprendo que no es normal ver a una persona rara, pero no es esto lo que me molesta, señor takeda. También sé que como ingeniero resalto y tengo ideas raras, y que no es normal tratar de entender ideas raras. No me molesta que vea mi cara como si fuera alienígena, me molesta que vea mis ideas como si fueran alienígenas. No le pido que las comprenda, mucho menos que las aprenda, pero por lo menos dé una oportunidad a algo diferente. No le estoy pidiendo que cambie su cultura de un día para otro, sino que cuando menos considere la idea de conocer otros puntos de vista.

Ya me lo había platicado en alguna ocación anterior. El creía que finalmente todo era mentira, pero que había que darle oportunidad a la mentira que pareciera mejor y diera mejores resultados. Que nunca había que creer en una mentira completa ni en su opuesta sino encontrar el justo punto medio entre las dos. Hablaba y hablaba sobre dialécticas, sincretismos, existencialismos, humanismos, realismos, eclecticismos, y un sin fín más de
'ismos' que sinceramente yo no entendí. Pero bueno, una secretaria soltera cuyo jefe es
misterioso y extranjero pues puede sacrificarse por eso y más. Y aparte parecía ser una
buena persona. Pero evidentemente ahora era una buena persona sin empleo, porque de la frente del señor takeda saltaron esta vez dos venas.

La junta termino con el discurso del señor eliuth, ya era hora de la comida y fuimos como de costumbre al puesto de fritangas de atras del edificio.

- No debiste de haberle dicho eso al señor takeda.
- Lo sé, pero si no se lo decía no me lo iba a perdonar toda la vida.
- De cualquier manera no se va a perdonar toda la vida el haber perdido el mejor empleo que pudo haber conseguido en todo el Japón.
- El mejor empleo es el empleo en el que esté en el momento. Aun y si me despide, la instalación ya esta casi terminada y no creo que la tire solo porque lo hube sermoneado. El cambio esta hecho.
- Y cree que hace lo correcto cambieando al señor takeda?
- Todo sea por el aumento en la conciencia de las personas.
- Y cree que podría el señor takeda soportar que le sea aumentada la conciencia? Y como está seguro que lo que está haciendo es verdaderamente aumentárle la conciencia?
- Lo hago con la mejor de las voluntades, y sigo los símbolos.

Me imagino que lo ví como alienígena, porque hizo una mueca con la cara y se volteó riendo entre dientes.

- Lo lamento. - le dije - Trato de comprender sus ideas, y algunas veces lo logro, pero esta vez si no entiendo nada.
- Date tiempo. - Pagó la comida de los dos y volvimos a la oficina.

Como era de esperarse, había un sobre en mi escritorio, dirijido al ingeniero garcía. Se lo dí inmediatamente, el lo abrió y sacó el temido papel amarillo. Lo leyó al parecer rapidamente, y al bajar el papel su mirada era la de alguien a quien lo acaban de despedir.

- Ahora si me entiendes?

"No", pensé. Era la carta de despido, incluso antes de que el ingeniero la metiera en el sobre y me la diera yo ya sabía lo que decía. Que la empresa estaba muy agradecida por sus servicios pero que tal otro departamento sería reubicado para continuar y finalizar con su trabajo. Que podía quedarse con las facilidades que la empresa le había dado (su carro, la beca hasta finalizar el ciclo) y se le liquidaría puntualmente, pero que se le requería a tener libre su oficina antes del cierre. Una lágrima escapó de la cornisa de mi ojo. Una mano en mi hombro me sacó del trance.

- Que pasó?
- Usted es el que no entiende! Una vez despedido de esta empresa en ninguna otra parte le
contratarán. Esto lo marcará por vida!
- No te preocupes. Es triste que tenga que irme, es triste también si lo que me dices es cierto, pero ya se encontrará una manera. Todo es justo en este mundo y esto no es sino el mensaje de que mi trabajo aquí ha terminado y debo de ir a otro lado. Llegué aquí con mi más verdadero esfuerzo, y con ese mismo esfuerzo dios me irá llevando a donde tenga que ir. Quizá tu creas que el me hace un gran mal despidiéndome, pero yo soy una persona de cambios, sé que en este trabajo pude haber durado toda mi vida y haber ganado un excelente sueldo pero eso le quitaría lo emocionante. Y si le quitas la emoción a la vida, prácticamente te pierdes de la mitad de ella. Todavía soy joven, y todavía puedo hacer algunas locuras. Y quizá tu creas que yo le hago mal creándole conciencia, pero no te preocupes, si yo estoy mal entonces no habrá ningún cambio, pero si estaba bien yo fuí el que dejó la semilla en el señor takeda, y esperemos que algún día con suerte germine.

- Mas fácil decirlo que hacerlo...
- Pero es solo un momento de decisión. No pienses demasiado en el sino hasta que llegues a el y ya llegado decide con la mejor intención. Sé lo más disciplinado que puedas, ten mucha paciencia, y las cosas siempre salen bien. Tal vez no sea una fórmula infalible, ni fácil para todo el mundo, yo tardé mucho en concluir eso y para mí tampoco es fácil pero...
- Así camina más feliz por la vida...
- Si, así camino más feliz por la vida.

Y seguí llorando por dentro, porque no entendí de qué manera era bueno o justo que el se tuviéra que ir a donde nunca más le podría ver todos los días.
grinding - lunes, mayo 29, 2006 -

noise

*-*-*-*-*

Dificil era concentrarse en dicha situación. Al abrir los ojos, se encontró con que la cama le odiaba, la calle lo llamaba, y su conciencia lo detestaba. No por inconciente, sino por falta de trabajo. Porque a ratos ocurre que de tanto trabajar el conciente se traba, y al querer dejar de trabajar el conciente sigue trabajando. Ya no había nada que hacer. Las notas y papelitos seguían ahí, acumulándose sobre el escritorio, pero no era el momento para desarrollarlos. La sexta entrega ya se había presentado al editor con todas las de la ley, un trabajo quizá sobrio, pero escrito a fondo. Recordó otras ocaciones en que su cama le había detestado. Nuevamente el mismo escritorio que hubiera usado si acaso tres veces, para qué escribir ahí si en el trabajo se escribía mejor. En el escritorio de casa no llegaban sino las notitas, papelitos y servilletas con palabras sin hilación, por lo menos no para el primero que las viera. Que acknoledwement, que si se cruzó o no, que si realmente realmente, que ahí esta todo, que el cobarde es uno siempre y no los otros, y todo ese montón de pequeñas chispas que al llegar al trabajo se volvían explosiones. Qué mas daba si los compañeros veían verborrea en lugar de expresión, el editor estaba conforme y el mismo lo estaba también.

Dias enteros, dias completos, en los que ayer se vuelve antier y hace un mes parece hace una vida. Dias menos reales, con sueños más reales. Días en los que se había quedado afuera de su casa, sin preocuparle lo más mínimo. "Algo pasará" se decía. Y algo tuvo que pasar, y finalmente pudo volver a entrar dos días después. No sin antes dejar innumerables desparpajos a su paso. El curso natural de las cosas (o en el peor caso, la falta de sueño) habían vuelto a difuminar esa delgada línea inexistente, entre lo que és y lo que no es.

- "Te ves cansado"
- "Estoy cansado"
- "En todo caso harías bien en agarrar tus cosas y andarte a dormir, de cualquier manera no hay gran cosa que hacer, y el editor está de buenas contigo"
- "Bah, como si tan bien estuviera, para aparte agregarle el descaro de hacerme la pinta"

Se rió.

- "Pero si ya no estamos en la escuela, el ambiente aquí es ligero, ya sabes, haz lo que te toca y puedes tomarte atribuciónes como si fueras el dueño de la editorial"
- "Claro claro... desempeño enfocado a resultados... pero ahorita mi preocupación no es cumplir con los resultados requeridos por el editor..."
- "Sino con los tuyos"

Asentí largamente, y en el movimiento definitivamente hubo cierto mareo que no debiera de haber estado ahí.

Al abrir los ojos estaba amaneciendo (o atardeciendo) y definitivamente me sentía relajado, aunque incómodo de haber dormido al parecer algún tiempo sentado.

- "Buenos días bello durmiente!!"
- "Ahmm... que horas son?"
- "Tarde, como es usual, ya salió todo el mundo, yo me quedé aquí platicando un rato. Vino el editor y te vió dormido, me dijo que había terminado de leer tu entrega, y que puedes comenzar cuando quieras"
- "Eso es tan bueno como malo..."
- "JA! Por favor, le pusiste tanto empeño a eso, que ya si no por ser un buen escrito, se sentía casi como si lo hubieras escrito con sangre. Cualquiera hubiera aceptado eso, y tu lo sabías, yo no sé que te quejas"
- "No me quejo... me preparo..."
- "Pues yo pienso que exageras, que ganas entonces con quedarte dormido en el escritorio?"

Y todo comenzó a pasar como pasan las cosas en los sueños, de atrás para adelante.

- "Estuve pensando algo"
- "Dormido? Soñaste, será."
- "Pues pensando o soñando me da igual, el caso es que llegué a la conclusión que la gente no se dice 'Me quieres' lo suficiente."
- "Me quieres?"
- "Hmmm... pues cuando no estás de irónico cagapalos, sí."
- "No seas joto hijo de malparir, estaba repitiendo lo que tu dijiste"
- "Hah, ya sé, solo me vengaba un poquito. Ya te lo explicaré cuando tenga el concepto mejor formado."

"Y así pudieran mejorarse tantas cosas", pensaba. Porque cuando no pudo dormir, cuando pudo dormir, cuando las cosas se pusieron confusas y también cuando se aclararon, hubo un ruido atrás, ese ruido natural que mete nuevas variables al sistema. Variables que solo en el estado de más alta tranquilidad te das cuenta que son ruido, y que si quieres (y lo mejor que puedes hacer) es no tomarlas en cuenta. Que claro, el ruido está ahí por algo, y que quizá sea para que se aprende mejor a comunicar lo que uno quiere. Que está bien querer a una persona, que si uno fuera un sistema sería adecuado mandarle mensajes que dijeran "Te quiero". Pero el problema es que no somos sistemas, y nunca nos enteramos de si el mensaje llegó, o no. Porque si lo fueramos, habría un ACK, la otra persona contestaría con un "Me quieres". Y tal vez no se necesitara, y con el tiempo las personas llegan a lograr este tipo de comunicación sin mensajes verbales, pero en una era tan mecanizada, a todo le quería encontrar un procedimiento.

Y ahí fue siempre su perdición.
noise - martes, mayo 16, 2006 -

delicious

*-*-*-*-*

- Nunca haz visto ese estilo de pintura en el que agarran a golpes el lienzo y ya después se fijan como queda?
- No. - respondió secamente.
- Por el amor de dios, que he hecho yo para merecerte mal?
- Tu nada! Pero tus ideas van a terminar por volverme a mi también loco. Claro que he sabido algo de ese tipo de pintura, pero créeme, una cosa es una cosa y la otra pues...
- Bah! Empezando con que desprecias el eclectisismo.
- Claro que no, bien sabes que respento bastante las corrientes eclécticas. Es sencillamente que mezclar pintura está bien pero lo tuyo...
- Bueno, piensa lo que quieras, de cualquier manera al final sabes que vas a terminar juzgando mi arte.

Su interlocutor suspira, haciendo una mueca de soslayo.

- Eso si, pero tampoco es como si tuviera mucha opción...
- Ándate, vas a ver como al final vas a acabar interesándote vos también. Te digo que todo puede aplicarse a todo de alguna manera, y esto nunca lo he visto yo en ninguna otra parte.
- Claro que lo haz visto en otra parte, catársis cerebral, le dicen. Eso no es mas que el vómito de todo lo que traías dentro.
- Pues vómito será! Pero vas a ver que buen vómito. Va a tomar estructura, tarde o temprano te digo, vaz a ver como duke ellington me va a pedir consejos.
- Lo que te va a pedir es que dejes de invocarlo, el pobre ya ha de estar revolcándose en su tumba. Y nuevamente te recuerdo, hay una gran distancia entre el jazz y una revoltura de instrumentos interpretando al azar lo primero que se les ocurre.
- ...

Y la discusión terminó ahí, porque como explicarle que el azar no existe, sino solo la ilusión de que existe, y para qué entrar en lios filosóficos cuando con los artísticos se las habían liado tan mal. Porque el ambiente de la oficina, con su olor a lunes, se daba muy bien para una charla tranquila, algo en lo que no hubiera altercados, un análisis sencillo, una puesta en común. Para nada querían los escritorios de caoba y los ventanales de cristal ser testigos de un choque de egos, de una tertulia de disparates. Después de un fin de semana tan natural, tan descansado, tan largo, el lunes mismo te pedía que no cambiaras de golpe a actividades de semana, al trabajo. Te proponía que fueras entrando poco a poco (un fade-in) a un nuevo estado de productividad, y la anterior discusión atentaba con derruir esta propuesta.

Los pintores mezclan pinturas, los dj's mezclan música, los arquitectos mezclan estilos, porqué no habría de poder mezclarse cualquier cosa? Que saliera un tono y que entrara el otro, que se fuera formando un canon, por lo bajo, difícil de percibir, hasta llegar al crescendo, a identificar la melodía, a disfrutar de la armonía, y de la nada... BANG! Una mancha roja por aquí, una amarilla por allá, que el interlocutor pase hambre, que sienta la obra, no solo en sus pupilas, en todos sus sentidos...

- Y que hiciste el fín de semana?
- Ya se te acabaron las ideas? - replicó burlonamente
- Lo que piense o no piense no es en lo más mínimo de tu incumbencia.
- Y en eso te doy la razón, pero eso no evita que yo y los demás echemos una carcajáda a tu salud. Y aparte es irónico, tu mismo me acabas de decir que voy a acabar leyendo tu anoréxico vómito cerebral.
- Pues que esperabas, es un proceso creativo, no es como si fuera a tomar alguna medicina para que se me destape el seso.
- O tómate algo que te indigeste y sigue con eso de tu vómito!!
- Bah.

Porqué lo toleraba? Como si él hubiera escrito algo que hubiera valido la pena alguna vez. Quizá era solamente un mal necesario, un arreglo más en la melodía que en el momento no tenía sentido ni razón de ser, pero que se volvería medular en en el climax. Harto ya de divagar en eso, se volvió y continuó escribiendo su propia historia, volvió otra vez a sus montañas, a su camino, a sus entes felices perdidos por el camino, a sus demonios, y a su mente.
delicious - miércoles, mayo 10, 2006 -

wicked

*-*-*-*-*

El campo, el horizonte. Un camino que se extiende hasta donde llega la vista. La sensación de que tienes que seguir ese camino. También, eventualmente, el cuestionamiento: Porque tiene que ser este camino? Porqué un camino? Porqué por el campo? La situacion... hace ya tiempo que vaz por este camino. Al principio bastante concurrido, ultimamente vaz solo. Conforme fuiste avanzando, conforme el camino se iba dividiendo, menos personas seguían por donde tu seguías. El día de hoy ya nadie va, y nadie viene por este camino. Primera impresión? Estoy perdido. Evidentemente, porque habría de ir solo?

Algo salió mal. Pero como mal, carajo, si seguí exactamente lo que tenía que seguir. Cada vez que el camino se bifurcó, elegí el camino correcto. Y ya sabemos todos lo complicado que es elegir el camino correcto. Esa cuestión, la cuestión de la decisión, y la decisión misma todo lo que implica, no es cosa de tomarse a la ligera. En la decisión se materializó todo lo que fuiste, todo lo que eres y todo lo que serás. Sé que decidí bien, sé que en ese momento estaba absolutamente en control y conforme con mi pasado, presente y futuro. Maravilla: Alguien sentado a la sombra de un árbol, después de años de no ver ni un alma.

"Qué esperas?", me responde que descansa, que de vez en cuando es bueno recuperar energías. "Llevas mucho rato por aquí?", no, si acaso algunas horas, responde. "Haz visto a alguien mas?" mueve la cabeza de un lado a otro. Hace ya mucho tiempo que vió a la última persona, no podría decirse si quiera que realmente la vió. Pero también le maravilla verme. Asi que también me gusta este tipo de camino, me dice. Qué tiene de diferente a los otros? le pregunto. Es un poco más complicado, responde. El verlo sentado me causa cierta envidia, comparto con el las provisiones que llevo, y el las suyas conmigo. Comemos y descansamos. Al dormir la siesta sueño con todo lo que espero que haya al final del camino. Riquezas? Ninguna. Belleza? La necesaria. No, lo que sueño al final es una tranquilidad indescriptible, es ... un ruido ensordecedor. Despierto de golpe, y ahí esta nuevamente. Claro que sí, ya he visto muchas películas antes, y sé perfectamente como se vé un demonio. Y no, no lo imaginé, lo ví y lo escuché tan vívidamente como el sueño antes de que el ruido me despertara. Le despierto, vé el miedo en mis ojos, se levanta como rayo, salimos corriendo. Nos persigue. No sé que vaya a pasar, siempre que lo veo simplemente corro, digo, no se cuentan cosas muy entretenidas acerca de las personas que son atrapadas por un demonio. Vuela, hace ruido, siento que casi me alcanza, que me razga la espalda, siento como respira atrás de mí, como expira ese olor a azufre, a tierra, a mugre. El corazón casi me sale del cuerpo, seguimos corriendo durante bastante tiempo, parece que
finalmente se ha enfadado, volteo hacia atrás, efectivamente se ha ido.

"Era un demonio?" me pregunta. Le respondo que sí, que era horrible, que cómo puede ser posible que siempre aparezca en el momento en que estoy más tranquilo, cuando parece que todo está en su lugar, cuando el camino se vé mas recto. "Estás haciendo las cosas bien" me dice. Me recomforta. No entiendo porqué, pero le creo. Seguimos andando a paso mas ligero. Recupero el aliento, durante un buen tiempo yo no hablo, y el tampoco. Al caer la tarde, apareció la primera estrella. "No vaz a pedir un deseo?", claro, pero no se dice, o no se cumple, le respondo. Platicamos. No soy nada diferente a el, y el nada diferente a mi. Mismas historias, diferentes circunstancias. Ambos ya sabíamos, y ya sabíamos que ya sabíamos, pero de todas formas lo platicamos para confirmar. De una vez por todas, dime algo que no sepa, le digo.

- "No es que no me guste correr", me dice "pero la próxima vez harías bien en correr mas despacio". Me echo a reir.
- "Pero como quieres que no corra así! Qué no lo viste?",
- "No, no lo ví."

Me detengo en seco.

- "Júrame eso." le digo en el más serio de mis tonos.
- "Te juro por todo lo que existe que yo no ví nada."

Respiro, recuerdo, tres ideas giran como avispas en mi cabeza.

- "Pero, pero... entonces porqué corriste?"'
_ "Ese no lo ví, porque era tuyo, pero no quiere decir que no haya visto uno antes."

Se me quiebran las piernas, caigo con los puños a la tierra.

- "Entonces si era asi..." me digo a mi mismo.
- "Asi es, y por eso te digo que puedes correr mas lento, si sigues así de rápido no vas a llegar..."
wicked - domingo, mayo 07, 2006 -

Veneno

Y que cortazar me disculpe...

Muchas personas habrían dicho que tu escoges tu veneno, aún cuando habría otras que dijeran que el veneno te escoge a tí. Yo me iría más por la segunda idea que la primera, pero pues ya son irresponsabilidades mías. Porque en la dialéctica entre escoger el destino y que el destino te escoja a tí, las personas a veces consideran bastante irresponsable que elijas lo último. Y mil argucias se pueden tramar, que a nadie le pediste volverte a tí, que tu namaz fuiste viviendo la vida, que nada tuviste que ver con el momento y el lugar, que dios te puso en ese lugar, en ese desierto. Otras personas opinarán que todo eso son puras pamplinas, que todo fue tu decisión, y que nada tiene que estar haciendo un alma de dios en medio de la nada, y entonces tú escogiste el veneno.

Esto definitivamente ya se esta volviendo un revolvedero totalmente horrible. Es posible que todo se parezca a su dueño. Demasiados, miles, incluso llegaría a decir: Millones. Y de esos naturales, de esos que no sabes ni de dónde vienen, simplemente estas a gusto viendo la tele, no hay canales, es cable pirata, estas viendo sepa que programa, esperando a que se acabe de copiar lost, no sabes que sigue en tu vida, todo parece extraño en un momento, sabes que haz dormido muy poco ultimamente, el sueño te invade, el sueño gana, sabes que nunca sueñas. Sabes que sí sueñas, todo el mundo sueña. Sabes que los sueños tienen sentido. Te despiertas, sigue la misma película, en el mismo telecable que no tiene canales. Sabes que no viste la pelicula, que estabas dormido, pero por alguna razón entiendes la trama. Cuestionas el hecho si realmente estuviste dormido o estabas durmiendo la película. Te levantas frustrado. Algo ocurrió durante el sueño. Algo tronó, algo hizo clíck, algo se movió, algo fue mostrado. Algo que aquellas personas cuyo sueño es muy profundo no pueden ver, porque no recuerdas el sueño, solo lo sientes. Tal vez ni soñaste nada. Pero lo sientes. Del sueño, o de cualquier otra parte, sientes algo. Y ese sueño te quita el sueño.

Navegas, sigues siendo el mismo para el mundo, intransigencia, el sueño pasará y todo cuajará nuevamente a su tiempo, el tiempo seguirá su curso definitivamente, esté yo contento o nó con ello. La trizteza viene. Esa tristeza infinita, que ya ha venido en otras ocasiones, esa que seguramente viene del sueño, o de cualquier otra parte. No no... el mundo sigue. Ya no quiero mundo, quiero evadirme, quiero desaparecer, quiero no existir mas. Y no es yo quien lo quiere, es el sentimiento quien lo quiere. Lo entiendo, lo dejo ser. Vive sentimiento, haz lo que quieras, estoy demasiado ocupado como para aparte pelear contigo. Me invade. Me evado.

Me despido, salgo, camino. Llego al oxxo, le veo. Casualidades. Causalidades. Definitivamente me alegra. Platicamos. Me aliviana el mundo. De no haber sido porque me dio sed y porque me acordé quizá demasiado tarde que ya no había cocacola en la casa, no hubiera vuelto al oxxo. Pensaba evadirme, pensaba ver lost e irme a dormir, y dejar que cada cosa volviera sola a su lugar. Y como ya había dicho, me dio sed y tuve que regresarme. Pasé por enfrente de unos ebrios a media calle, con cierta autoridad indicándoles que eso no era correcto. Los ebrios emprendían retirada. Me saqué un poco de onda, pero me pareció interezante que la seguridad del tec funcionara. Y entonces pasó lo que pasó. Al encontrarle en dicha tienda de autoservicio, su cansansio era notorio. Pide un café, le presto un peso. Le habría dado en ese instante todas mis pertenencias. Pocas cosas en realidad tienen sentido en este mundo. Me vuelvo a evadir. Me despido, nada del otro mundo. Veo lost, me saco de onda, pero en un plan bastante más vanal. Platico con la banda. Cosas tranquilas, cosas de programación, cosas que deberían de aquietar mi mente y dejarme dormir. Deberían...

Al caminar de regreso, antes de pasar al oxxo, de encontrarle, de encontrar los borrachos, de tener sed, mientras iba por residencias, hablaba con mi madre. Le comentaba mi dolor. No el dolor del alma, sino el del chamorro, que a fin de cuentas es el mismo. Ella ya lo sabía. Me dijo que en la noche lo arreglaba. Le agradecí y me volvió a asombrar ese amor incondicional que puede hacer tales conexiones.

Y no señor, no me duele el alma, quizá solo es el cansancio, no me quejo, solo es la máquina, igual y con una afinada ya vuelve a jalar bonito. Pero cansado de qué, diablo, si nada haz hecho, y millones hacen mucho más que yo y sin chistar. Bueno, pero cada quien tiene su estilo, unos se cansan y otros no. Pero también bien sabes que ya lo sabes, bien sabías que te ibas a cansar, es humano. Y igual me quejo de que me quejo, porque para mí no tiene sentido el quejarme, si ya sabía que iba pasar, para que me quejo? Porque es humano. Es humano el quejarse, es humano el cansarse, es humano el aceptar todas estas condiciones. Y es humano ir al desierto, a las ciudades del futuro, por ideas nuevas, a encontrarte a ti mismo. Es humano que las viboras te muerdan, y que la única manera de seguir adelante sea chupar el veneno y scarlo pa fuera.

irrelevante.
Veneno - viernes, mayo 05, 2006 -

Result Page: 

 


















































 


 

Search within results | Language Tools | Search Tips | Dissatisfied? Help us improve


Google Home - Blogger - Blogger Templates

© 2005 duke log